¿Qué dice el último estudio de Sri Lanka sobre la efectividad de la vacuna Sinopharm? – 22/07/21

Investigadores de la Universidad de Sri Jayewardenepura, de Sri Lanka, y de la Universidad de Oxford realizaron un estudio para medir la efectividad de la vacuna Sinopharm en la vida real. En el informe preliminar de la investigación (que todavía no fue revisado por pares y, por lo tanto, no está publicado en ninguna revista científica) se dieron a conocer las siguientes conclusiones:

  • El 95% de las personas vacunadas con Sinopharm desarrollaron anticuerpos después de la segunda dosis, lo que indica un buen nivel de protección contra el virus Sars-Cov-2.
  • La vacuna reduce levemente su efectividad frente a la variante Delta, en comparación con la inmunidad natural de aquellos que se infectaron con la versión original del virus. (Todas las vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud disminuyeron su efectividad frente a esta variante).
  • La vacuna generó una robusta respuesta inmunitaria a largo plazo (células T y B), aunque ésta fue levemente menor que la que se obtiene con la vacuna de Oxford/Astrazeneca.
  • La mayor efectividad de la vacuna se presenta en personas jóvenes, menores de 39 años. Las tasas de seroconversión (es decir, la presencia de anticuerpos en sangre) fueron menores en los vacunados de mas de 60 años.

Cómo se realizó el estudio

person holding injection
La variante Delta afectaría mas a quienes no están completamente vacunados. Crédito foto: RF._.studio en Pexels.com

Los científicos de la Universidad de Sri Jayewardenepura junto a la Universidad de Oxford decidieron comprobar el grado de inmunización en la vida real que provee la vacuna BBIBP-CorV, desarrollada por el Instituto de Productos Biológicos de Beijing. Además, buscaban conocer la estimulación de la vacuna a las células T y células B de memoria, que brindan inmunidad a largo plazo, y constituyen la respuesta mas eficaz que tiene el cuerpo humano para combatir a las variantes del virus, ya que las mutaciones pueden eludir los anticuerpos.

Para lograr esos objetivos, reclutaron a 323 hombres y mujeres de Sri Lanka mayores de 21 años, algunos de las cuales presentaban comorbilidades como hipertensión, diabetes y enfermedad renal crónica. Dos semanas después de ser inoculados con la segunda dosis de Sinopharm, midieron sus anticuerpos totales, los anticuerpos que bloquean a los receptores ACE2 (la “puerta de entrada” de las células humanas, a la que se adhieren las proteínas de espiga del virus), y los anticuerpos contra el RBD (un componente de los “picos” del virus).

Las muestras de sangre de los vacunados fueron comparadas con las muestras de 36 pacientes que se habían recuperado de una infección natural de COVID-19.

Los resultados de estas pruebas indicaron que el 95% de los participantes vacunados habían desarrollado anticuerpos totales, aunque este porcentaje se redujo en relación con la edad: el 98,9% de los jóvenes con edades en el rango de los 20 a los 39 años generaron anticuerpos, frente al 93,3% de personas mayores a 60 años. El aspecto positivo es que esta tasa de seroconversión en los jóvenes fue mayor a la reportada en las fases 1 y 2 del ensayo clínico de BBIBP-CorV, publicado en la revista británica The Lancet. Este dato es importante porque los datos de eficacia de todas las vacunas difieren de la efectividad y protección que brindan en la vida real, por múltiples factores.

Por otra parte, la vacuna brindó el mismo grado de la protección a los pacientes con comorbilidades y a aquellos que no tenían ninguna enfermedad concomitante.

La vacuna de Sinopharm es mas efectiva entre los jóvenes.
La vacuna de Sinopharm es mas efectiva entre los jóvenes. / Crédito foto: Nataliya Vaitkevich en Pexels.com

Delta

En el estudio se contrastó la efectividad de la vacuna Sinopharm frente a las variantes B.1.1.7 (Alfa, detectada en Reino Unido), B.1.351 (Beta, detectada en Sudáfrica) y B.1617.2 (Delta, encontrada en India).

Los científicos demostraron que los vacunados tenían un nivel de protección contra las variantes Delta y Beta similar al de aquellas personas con inmunidad natural, que enfermaron de COVID-19 y se recuperaron. Aunque también advirtieron que la vacuna disminuye su efectividad en 1,38 veces contra Delta y hasta 10 veces contra Beta. A pesar de todo, este hallazgo es positivo, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que será Delta la variante que desplazará a las otras versiones del virus, hasta volverse dominante. “Es probable que la reducción en la eficacia de la vacuna sea menor en los países donde Delta es la variante predominante, lo que se debería evaluar mediante una vigilancia cuidadosa en el uso de Sinopharm/BBIBP-CorV”, afirmaron los investigadores.

Inmunidad a largo plazo

Los científicos estudiaron además la respuesta que provoca esta vacuna en las células B y T (células CD4 y CD8), que se encargan de identificar y destruir hongos, bacterias y virus, y conforman la “memoria” inmunológica del cuerpo. La conclusión es que la respuesta específica de las células CD8 y T después de la segunda dosis de la vacuna Sinopharm es similar a la que se observa después de una única dosis de la vacuna de Astrazeneca. Los investigadores ya habían verificado en un estudio previo que la vacuna de Oxford produce una buena respuesta de células T, semejante a la que ocurre después de una infección natural.

La duración de la inmunidad otorgada por las vacunas que existen contra el coronavirus todavía es una incógnita para los científicos, debido a que tienen pocos meses de uso. Por el momento, lo único que se sabe es que las personas que han desarrollado inmunidad natural por haberse enfermado de covid-19 están protegidas por varios meses, y se han registrado apenas 50 casos de reinfecciones en todo el mundo.

Los estudios que se han realizado en el contexto real de vida de diferentes poblaciones han mostrado que todas las vacunas protegen contra la muerte y la forma grave del covid-19, aunque en varios países las autoridades están analizando la posibilidad de suministrar un refuerzo con una tercera dosis para las personas mayores de 60 años y los inmunosuprimidos.

Por otra parte, los resultados del estudio de Sri Lanka deben leerse con cautela, ya que el artículo con la investigación médica fue compartido en medRxiv, un archivo de publicaciones inéditas gratuito y en línea, y se encuentra en estado de “preimpresión sin referencia”, lo que significa que aún debe ser revisado por editores científicos para verificar su consistencia y la existencia de debilidades en sus supuestos, métodos y conclusiones, antes de ser publicado en revistas médicas.

Para leer el informe preliminar completo (en inglés) sobre la efectividad de Sinopharm, haga click aquí.

Datos sobre la vacuna Sinopharm (BBIBP-CorV)

La Corporación Grupo Farmacéutico Nacional Chino (Sinopharm) es una empresa estatal fundada en 1998. Crédito foto: Jernej Furman/Flickr/Licencia Creative Commons

Existen dos vacunas con virus inactivados comercializadas por el laboratorio Sinopharm. El estudio de Sri Lanka analizó la desarrollada por el Instituto de Productos Biológicos de Beijing (BBIBP-CorV), que es la única aprobada en Argentina y que está siendo testeada en fase III en la Fundación Huésped desde 2020. La versión de Wuhan mostró resultados inferiores y solo fue aprobada en China.

La vacuna BBIBP-CorV se compone del virus completo (cepa HB02 de Beijing) inactivado con betapropiolactona (un compuesto orgánico esterilizante), y cultivado en células Vero (línea derivada de riñón de mono verde africano), con hidróxido de aluminio como adyuvante (un componente que ayuda a despertar la respuesta inmunológica). Consta de dos dosis que deben ser administradas en un intervalo de 21 o 28 días, según la información brindada por el fabricante.

La vacuna tiene la aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para su uso de emergencia y está siendo utilizada en 59 países. De los estados que pertenecen a la Unión Europea, solo España y Hungría aceptan el ingreso libre (sin PCR negativo) de los turistas que hayan recibido Sinopharm.

En Sri Lanka se han aprobado cuatro vacunas contra el coronavirus: Sinopharm (Beijing) -la mas utilizada-, Pfizer, Sputnik V y Covishield. La campaña de vacunación comenzó el 29 de enero de 2021, cuando India donó un cargamento de Covishield (AstraZeneca). En marzo, la isla había recibido el primer lote de 600 mil dosis de la vacuna de Beijing. Según el mapa de datos sobre Covid-19 de la Universidad de Oxford, apenas el 8% de su población fue completamente vacunada y mas de 6 millones de habitantes (21%) recibieron al menos una dosis.

El Ministerio de Salud local informó una tendencia a la suba de los contagios durante junio, con un promedio de 1.500 casos diarios, lo que representa la mitad del pico que sufrieron en mayo de este año, cuando registraron 3.600 positivos. Desde que comenzó la pandemia, el país ha sufrido 289.577 contagios y 3.917 muertes.

Dejá un comentario