Roberto Cachanosky y Santiago Montoya en “A fuego lento”, de C.Mariño y R.Rabanal – 07/11/19

Roberto Cachanosky y Santiago Montoya entrevistados en el programa “A fuego lento”, de Clara Mariño y Rubén Rabanal; por “Canal 26” – 07/11/2019

One Comment

  1. Es una barbaridad, sugerir que incrementando el consumo con un arreglo o promesa de los empresarios que “no subirán” los precios en un ambiente donde las expectativas inflacionarias son crecientes, con fuerte emisión, es como decir que “en Venezuela existe democracia”. La experiencia en A.L. es basta, por las numerosas experiencias sobre lo mismo. Allende en 1970 en Chile lo hizo, la población apoyó esta idea pero al final tuvo que soportar una inflación de casi 700%. En los años 1985-86 en A.L. se elaboraron tres proyectos heterodoxos, el Plan Austral en Argentina, El Plan Cruzado en Brasil y el Plan Inti en el Perú, todos tenían las mismas políticas, expansión del consumo con emisión de dinero y control de precios. Los resultados fueron casi hiperinflaciones en los tres países, el empobrecimiento de la población y la emigración que ocurrió en el Perú. Pero lo curioso es que, en el caso de Brasil, siguieron haciendo posteriormente las mismas políticas con el plan “Cruzadiño” 1989. Estas ideas heterodoxas, fueron sugeridas por Lance Taylor (ex profesor de la Universidad de Chile), y numerosos economistas de la PUC de Rio de Janeiro, donde trabajó el Sr. Taylor algún tiempo. Para estos economistas la inflación no es un “fenómeno monetario”, sino la inflación es inercial, por la existencia de monopolios, alza de tarifas de los servicios públicos, salarios. Luego decían, si ayer hubo inflación hoy también habrá y por lo tanto mañana, luego con un control de precios se acaba la inercia y la inflación y, mejor todavía si existe capacidad ociosa, la producción y los ingresos aumentarán. Para estos políticos de la época, el enemigo de los países era el FMI, como hasta hoy se sigue pregonando por los peronistas y algunos políticos, pero en realidad del FMI no tiene casi responsabilidad de las desastrosas políticas económicas que hacen los países, crean déficit fiscales enormes, deuda creciente, caída de las reservas internacionales, altos impuestos y al no poder solucionar sus problemas recurren al FMI, que indudablemente va imponer sus condiciones para dar los préstamos. Bueno, eran épocas donde la Ley Keynesiana predominaba en las aulas de economía, “toda demanda crea su propia oferta”, es decir, BCR aumenta la emisión y el gasto que la producción aumentará y todos seremos más “felices en el futuro”.

Dejá un comentario